Ser real y verdadero.

Ser real… ¿es qué acaso se puede ser no-real?

En el mundo actual tan lleno de virtualidad, parece que sí.

Lo virtual atrae. Parece que tiene fuerza, atracción, es popular.

Pero al fin y al cabo, lo virtual no es más que una imitación de lo real.

En ciertos ámbitos, la virtualidad tiene su utilidad y función, pero en general, seamos reales.

Quedémonos con nuestro yo original y no aceptemos imitaciones.

Ser verdadero.

Qué difícil es esto…

¿Qué verdad es la válida? ¿Tú verdad? ¿Mi verdad?

Quizá la verdad de los medios… o la de la religión…

Verdadera es la verdad del Perogrullo.

No pienses tu verdad, siente la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: